El pasado mes de junio participé en una carrera llamada l’Olla de Núria. Una carrera de 21 km por montaña con un desnivel acumulado de 3.880 mts. Correrla fue para mí una proeza, porque el recorrido transcurre en el Valle de Núria a más de 2.000 metros de altura, no hay puntos de avituallamiento y hay que completarla en un tiempo máximo de 5 horas. Pero cuando crucé la meta, lo primero que pensé fue… ¡Aquí tengo que venir con toda mi familia!

El Valle de Núria o Vall de Núria, también es conocido como «l’Olla» por su orografía. Lo forman un total de 11 picos, 6 de ellos con una altitud superior a los 2.700 metros: Puigmal, Pic de Segre, Finestrelles, Noufonts, Noucreus y Font Negre. Subir a cualquiera de estos picos puede hacerlo casi todo el mundo, siempre y cuando estés acostumbrado a andar o hacer excursiones largas. No voy a negar que coronar la cumbre de cualquiera de ellos es toda una hazaña, pero una vez arriba, lo mejor es sentarse y contemplar la inmensidad del Valle de Núria, la Cerdaña, las montañas del Pirineo Catalán e incluso el Valle de Eyne o la estación de Font-Romeu (Pirineo Francés).

Nosotros nos decidimos por subir con los niños al Puigmal (2.913 mts). Fue una travesía muy dura porque en apenas 5 km, hay un desnivel de 1.000 metros. ¡Pero al final llegamos a la cima! Tardamos unas 5 horas y media (3h 30m subiendo + 1h 30m bajando), pero durante el trayecto cruzamos ríos, hicimos un picnic y vimos todo tipo de animales como rebecos (Isard), marmotas, caballos salvajes y vacas pastando por las colinas.

Dejando a un lado las alturas, el Valle de Núria es el lugar ideal para para quienes necesitan desconectar de la ciudad y hacer mil y una actividades al aire libre. Puedes hacer senderismo (hay rutas para todos los niveles), montar a caballo, acampar con tu propia tienda de campaña, visitar la ermita de Sant Gil (S.XVII), ir en canoa o barca por el lago, jugar a mini-golf, hacer tiro al arco y en invierno hasta puedes esquiar!!!

Y para los más pequeños también hay de todo… Una granja con gallinas, burros, patos, pavos y conejos, salidas en pony, un espacio multidisciplinar llamado «El Cau de la Marmota» donde hacen un sinfín de actividades y manualidades, y lo mejor de todo: un espacio multi-aventura con tirolinas, toboganes de neumáticos, circuito de bicicletas todoterreno, camas elásticas… y mucho más!

¿Pero por qué el Valle de Núria es tan especial? A parte de su localización, su entorno y su oferta de actividades, el Valle de Núria es un lugar para desconectar . Y lo digo de forma «literal» porque… ¡Es imposible llegar en coche!

Si quieres ir al valle, tendrás que hacerlo andando o con el cremallera. Si lo haces andando, prepárate porque te espera una dura excursión de aproximadamente 3 horas y casi 900 metros de desnivel… Por eso, si vas a viajar con niños, elige la opción de subir en cremallera. Puedes dejar tu coche en cualquier parking gratuito que encontrarás en las estaciones de Ribes de Freser o Queralbs. Realmente es una experiencia es muy recomendable y a los niños les encantó. El viaje en cremallera dura aproximadamente 20 min (desde Queralbs) y atraviesa montañas y barrancos con unas vistas espectaculares.

Cuando atraviesas el último túnel y por fin ves el valle, te quedas sin palabras. O por lo menos eso es lo que me pasó a mí. Es como si te metieras dentro de una postal: con su lago, las montañas de fondo, la Basílica Santuario de la Virgen de Núria, las nubes atravesando las colinas… ¡Una pasada!

Si pudiera darte un consejo, y sabiendo todas las cosas que puedes llegar a hacer, te recomendaría pasar la noche en el valle. Ten en cuenta que los horarios del cremallera son limitados y también dependen si viajas en temporada alta o baja. Así que aprovecha al máximo tu estancia y duerme en el valle.

Nosotros, al viajar con los niños (7 y 9 años) y un bebé (16 meses), decidimos hacer noche en el hotel. Es un hotel que cuenta con todos los servicios que te puedas imaginar (masajes, WiFi, una tienda con ropa y material de montaña, un pequeño «rebost» para comprar pañales y productos de primera necesidad, etc.). Y lo más importante, habitaciones familiares para estar todos juntos y un restaurante con bufet libre (a los niños les encantó).

Pero también tienes otras alternativas para pasar la noche. Puedes elegir el albergue de Pic de l’Aguila de Xanascat o montarte tu propia tienda de campaña en una zona reservada a pie de pistas. Sea la opción que sea… ¡No dejes de conocer este maravilloso rincón de Catalunya!

HOT SPOTS:

  • Horarios y Tarifas Cremallera de Núria
  • Ruta Queralbs – Núria (7 km +800 m)
  • Ruta Núria – Puigmal – Núria (10 km +1000 m)
  • Ruta circular l’Olla de Núria (21 km +3.880 m)
  • Restaurantes: Restaurant Hotel Vall de Núria (bufet libre), Bar Finestrelles, Restaurant Cabana Els Pastors y Restaurant Albergue Pic de l’Aguila