Antes de que llegue el calor del verano, me gustaría hablar de este maravilloso lugar que se encuentra en el Norte de Catalunya, frontera con Francia, Andorra y su vecina comarca catalana de Arán. El Pallars Sobirà es un remanso de Paz y el territorio perfecto para los amantes de la naturaleza, el deporte, la gastronomía y el ocio al aire libre.

En lo que va de año, he venido aquí dos veces y debo reconocer que hace muchísimo frío, pero volveré por tercera vez el próximo mes de junio para hacer las actividades que hay en el pantano de la Torrassa en la Guingueta o las excursiones en las montañas junto a los refugios del Lago de Sant Maurici. Se puede hacer infinidad de cosas tanto si viajas solo, en pareja, familia o con amigos… A continuación te explico lo que más me ha atraído de este lugar y lo que considero más original y sobre todo más económico.

Dormir en el Pallars Sobirà: Hotel Poldo

Sin duda el mejor sitio para dormir en el Pallars Sobirà; el Hotel Poldo, un hotel con más de 100 años de historia y que actualmente es regentado por la 4ª generación de la familia Soler. Aquí, es difícil que te marches sin «la morriña» de volver, porque te sientes como en casa. Es un hotel cargado de anécdotas maravillosas y sobre todo con alma, porque se nota que quien está detrás, lo hace con mucho amor y pasión. Además, si te quedas a dormir en el Hotel Poldo, no hará falta que busques un restaurante para cenar o comer, porque el del propio hotel es muchísimo mejor que cualquiera que puedas encontrar en la zona. Toda su gastronomía es de Km 0, de proximidad y cocinada con tanto amor como si lo hiciera tu madre en casa. Lo que vendría a ser un restaurante de comida «casolana» (casera).



Qué hacer en la Guingueta

El hotel, al estar justo en el Pantano de la Torrassa, te permite hacer fácilmente un montón de excursiones, correr o pasear en bicicleta. Como curiosidad, esta zona del valle resulta ser un puesto estratégico para la observación, por eso durante la postguerra se construyeron diferentes búnkers de observación y protección de la antigua central hidroeléctrica y que además pueden ser visitados desde dentro . Al pasear junto al lago también encontrarás unas torres de madera para subir y observar la fauna animal y vegetal de la zona. Y si te gusta la pesca, éste lugar es ideal para quienes practican la pesca con mosca, aunque leí en varios carteles que no se permitía la muerte del animal.




Excursión en Jeep al Lago de Sant Maurici

Otro plan que no te puedes perder es subir al Lago de Sant Maurici en Jeep desde el pueblo de Espot. El precio es de 10,50€ ida y vuelta (existe una opción más barata si bajas caminando). Una vez arriba en el parking donde te deja el taxi Jeep, puedes hacer una de estas 4 rutas:

  • La Cascada de Ratera (30 min ida)
  • La Volta de l’Estany (1:30 h ida)
  • La Vall de Monestero (1:30 h ida)
  • El Portarró de Espot (2:00 h ida)


Circuito de tirolinas para toda la familia

Para quienes viajan en familia, no os perdáis esta super actividad en el bosque. En Pirineus Parc Aventura llevan más de 30 años organizando actividades al aire libre como el gran circuito de tirolinas que tienen en el pantano de la Torrassa. Lo bueno de esta actividad es que la puede practicar todo el mundo, sin importar la edad o la altura porque hay varios circuitos y dificultades. Nosotros lo hicimos con nuestros hijos (de 7 y 9 años) y luego nos atrevimos con unas tirolinas de un nivel superior… ¡Super recomendable y el precio es a partir de 13€!



Y para los esquiadores y apasionados de la nieve…

Si te gusta esquiar, tienes las estaciones de Espot y Baqueira-Beret a tiro de piedra. Sin duda alguna os recomiendo las pistas de Baqueira-Beret, tanto por sus kilómetros eternos de pistas como por su oferta gastronómica. Además, si estás durmiendo en alguno de los pueblos del Pallars Sobirá como Esterri d’Aneu, Escalarre o Guingueta tienes la opción de comprar el forfait en la Bonaigua 1900 Peulla Gerber. Es una de las opciones más inteligentes porque desde allí puedes ir esquiando kilómetros y kilómetros hasta Baqueira y Beret, ahorrándote las posibles colas de coches que normalmente se forman en los parkings del Valle de Arán.


 

HOT SPOTS:

  • Excursión a Dorve desde la Guingueta. En el pueblo vive una sola persona desde hace 20 años, ermitaño.
  • Restaurantes: La Llúpia (Espot) y Les Ares (Port de la Bonaigua)
  • Tomarte un capricho en el restaurante Cinco Jotas a pie de pista en Baqueira.