Perdida en el Océano Atlántico, Islandia me dejó sin palabras. Un paraíso para quienes amamos la fotografía y la aventura. En esta remota isla del Océano Atlántico, la naturaleza es salvaje. Cada tramo de carretera es un paisaje nuevo, una postal que te sorprende. Aquí encontré montañas nevadas, volcanes, grutas, glaciares, géiseres… y sobre todo una gente maravillosa y una gran gastronomía.

HOT SPOTS:

BRANDS: